Open Library logo
New Feature: You can now embed Open Library books on your website!   Learn More
Last edited by Open Library Bot
April 28, 2010 | History

Por culpa de la tripa (o gracias a ella) 1 edition

Cover of: Por culpa de la tripa (o gracias a ella) | daniel albarran

No ebook available.


Prefer the physical book? Check nearby libraries with:


Buy this book


There's no description for this book yet. Can you add one?
There is only 1 edition record, so we'll show it here...  •  Add edition?

Por culpa de la tripa (o gracias a ella)

About the Book

En este libro se recoge de manera jocosa mi experiencia de enfermo de una apendicitis con complicaciones. Durante toda una noche se vivieron experiencias que casi son como para una película o sacadas de una película. Lo bueno es que mientras iban sucediendo los acontecimientos yo los iba redactando en mi imaginación y en mi mente y eso hacía que la experiencia de enfermo fuese menos complicada, por lo menos, a nivel mental. Estaba enfermo físicamente pero mentalmente estaba escribiendo el libro tal como iban sucediendo las cosas. Mentalmente iba redactando y me hacía la idea de que estaba frente a la computadora escribiendo y detallando todo lo que iba sucediendo. Hubiese deseado en esos momentos haber tenido mi laptop para ir transmitiendo fielmente lo que iba sintiendo y lo que iba ocurriendo. Algunas me destornillaba de la risa, pero sin mostrar externamente que me reía, al ver las ocurrencias y la manera jocosa como iba redactando todo a mi alrededor. Eso, sin saberlo, me tenía muy entretenido mentalmente, con todo y todo, y eso contribuyó, sin saberlo a que viera mi situación de enfermo, como algo pasajero, aunque, a veces, las situaciones estaban un poquito más que complicadas.
Una vez realizada la intervención quirúrgica y tuve la oportunidad de conversar y una vez que el médico me mandó a levantarme y estar sentado el mayor tiempo posible, comencé a contarles a algunas personas el libro que ya estaba escribiendo en mi mente y en mi imaginación. A las personas que se los comenté por lo que se veía lo disfrutaban, entre ellas una sobrina y una cuñada, que no se perdían detalles de los que yo les iba contando y con seguridad yo iba a plasmar en papel cuando tuviera la oportunidad. Se reían a gusto y en algunas partes hacían sus observaciones como inmersas y como co-autoras del libro, aunque ellas eran parte de algunos de los personajes reales de la historia que iba a contar porque eran los personajes reales de la misma.
En esas tertulias en la clínica, yo sentado en la cama de enfermo, con los pies colgando en el aire hacia el frente derecho de la cama, y los co-autores sentados en el mueble-sofá de la clínica, nos entreteníamos. Yo contándoles a mi manera la redacción de lo que llevaba en mi mente y en mi archivo de disco duro o removible y ellas atentas en no perderse detalles. Fue una experiencia muy bonita esas tertulias. Las disfrutábamos. Una de esas personas hacía cada vez intentos de irse, pero, estaba tan interesante, que se volvía a instalar, hasta que se hizo de noche, que mi sobrina tuvo que darle la cola hasta su casa en Barcelona.
Discutíamos el título del libro que saldría. Más bien, yo le exponía las razones para escoger el título. Ellas opinaban y escuchaban mis razones que eran bastante convincentes. La primera idea de título fue: La culpa es de la tripa, y con ello como que si copiásemos el título de aquella recopilación de cuentos en el libro titulado La culpa es de la vaca. Pero, nos parecía que no seríamos y no sería original. Además, no se trataba de echarle la culpa a nadie, ni siquiera a la tripa, que tantos problemas nos había dado, porque si seguíamos la línea de La culpa es de la vaca, la culpa la iba a tener la tripa, y más en el fondo de todo, Dios mismo, porque para qué nos puso una tripa de más, que no sirve para otra cosa que amargarnos la vida, porque de hecho, según tengo entendido, esa tripa no presta ninguna función en el cuerpo. Entonces, la culpa iba a ser de Dios. ¿Por qué, de una vez por todas, no nos quitó esa tripa que no sirve sino para amargarnos la existencia? Estamos hablando del apéndice.
Así que no nos gustaba ese título de La culpa es de la tripa. Eso nos llevaba a pensar bien en otro título. La siguiente idea fue: Por culpa de la tripa. Y este título nos parecía más suave porque no se trataba de echarle la culpa a la tripa, ni a la vaca, ni a Eva, ni a Dios, en resumidas cuentas, sino de resaltar, más bien en positivo toda la experiencia que se había vivido y se estaba viviendo, gracias a la tripa que está de más en el cuerpo, pero que nos había llevado a vivir esta experiencia de aniquilamiento casi total, en un abrir y cerrar de ojos, como en un parpadeo, pero que nos había llevado a evidenciar muchas cosas buenas, otras menos buenas, pero todas positivas, a pesar de todo, y con todo y todo. Así quedó ya fijado el título del libro que sería Por culpa de la tripa. Más adelante yo le coloqué el añadido complementario del “o gracias a ella”. Y fíjense en el detalle, que cuando se estaba decidiendo el título yo lo colocaba aquí solo en cursiva, porque solo era posibilidad. Ahora que ya estaba decidido lo coloco, entonces, con cursiva y negrilla, como se hace con un título de una obra ya con derecho de autor y publicada.
Así que todo listo para el libro.
Un detalle a tener en cuenta: una cosa es lo que se redactó mentalmente mientras estaba enfermo y otra la que se escribe cuando se escribe ya que son dos tiempos distintos. Muy importante hubiera sido haber tenido un pendrive que registrara todo lo que se había escrito en la mente. Pero hasta ahora la ciencia no ha inventado un pendrive con esas propiedades que grabe y registre todo lo que está en la mente en algunos momentos determinados, además por dónde se metería ese pendrive para que grabe todo tal cual. Hasta ahora no es posible. Así que todo lo que se escriba, desde este momento, es lo que se recuerda según este otro tiempo porque es otra la circunstancia. Aquella era aquella. La de ahora es la de ahora, y un momento no se parece a otro. Cada momento es único. Así que procuraré ser lo más fiel a lo que escribía mentalmente mientras me hallaba en esa circunstancia particular. Una cosa si quisiera pedir: trate de disfrutar y padecer todo lo que viene.

El autor.

ID Numbers

Open Library
OL22661600M
ISBN 13
978-980-12-3236-0

History

Download catalog record: RDF / JSON
April 28, 2010 Edited by Open Library Bot Linked existing covers to the work.
January 29, 2010 Edited by WorkBot add more information to works
December 11, 2009 Created by WorkBot add works page